Friday, February 22, 2013

mi parto no fue como lo planeamos...

no fue en agua, ni con parteras, ni perfecto como en los videos que vi en internet.
Después de una larga y ansiosa espera se me rompió la fuente en la semana 41 y 2 dos días, las contracciones llegaron después. al principio soportables, luego se volvieron tan dolorosas al punto que no dormimos las dos siguientes noches ( mi esposo sufrió el parto conmigo, me dio masaje y me cuido en cada contracción - sin el no lo hubiera logrado)


Para no hacerla larga después de casi 72 horas de labor de parto me fue imposible dilatar lo suficiente ( yo creo que fue entre la ansiedad, nervios y sobre todo porque estaba exhausta ) mis parteras que estuvieron también al pendiente de mi me dieron dos opciones. 1. irme al hospital, 2. volver a ingresar al centro de partos al día siguiente, con el riesgo  a infección por tantas horas con la fuente rota.


Con mucho pesar decidimos ya no arriesgarnos e irnos al hospital.
Yo moría de miedo ( no me gustan los hospitales ni la medicina alópata en general) llegamos y en 10 minutos ya estaba entubada, medicada y monitoreada) para mi sorpresa los doctores y enfermeras de ucsd me trataron tan humanamente, sabiendo que las cosas no salieron como queriamos. Me aplicaron oxitocina para acelerar el proceso de dilatación y opte por que me pusieran la epidural, estaba tan exhausta que ya no podía soportar el dolor. fue la mejor decisión que pude tomar, aun así sin dolor no dormí esa noche, con las contracciones bajaba el ritmo cardiaco del bebe, por lo que mi duola me dio unos sabios tips que evitaron que tuviera una cesarea.
A la mañana siguiente por fin logre dilatar 10 cm y apenas comenzaba lo bueno.
después de 40 minutos de pujar y gracias al apoyo de mi esposo, mi cuñada, mi doula y la enfermera. Mateo llego al mundo el 14 de febrero a las 9:25 am.


Las cosas no salieron como esperábamos, no fue un parto perfecto, pero creo que el universo no te da cosas que no puedas superar o procesar y que todo pasa por algo. y aunque mi parto no fue como lo planeamos, lo volvería a vivir sin dudarlo, la llegada de Mateo fue la experiencia mas increíble y mágica que he vivido.

1 comment:

Paulina Olvera Cáñez said...

Toda mi admiración para ti, eres fuerte Coco!! Felicidades!!